cómo sobrevivir al apalancamiento en forex

narrador del trading emocionalProbablemente ya sepas que las emociones y el trading son como el agua y el aceite: no se mezclan. En este artículo te mostraremos la Tercera Ley de Newton aplicada al trading emocional.

La clave para el éxito en este negocio es la disciplina, y no puedes tener disciplina si estás siendo influenciado por las emociones cada vez que te sientas frente a tu computadora.

Pero no todas las emociones son malas, ¿verdad? Por ejemplo, mostrar emoción luego de una operación ganadora o sentirte en la cima del mundo luego de lograr alcanzar tu meta mensual. Estas son emociones positivas y, por lo tanto deben ser constructivas.

Aunque sí son positivas, debemos decir que no son para nada constructivas. De hecho podemos decir que una respuesta excesivamente positiva es tan dañina para tu longevidad como trader del mismo modo que cualquier respuesta negativa.

Indice:

La Tercera Ley de Newton aplicada al trading emocional
Encontrando el equilibrio perfecto
Celebra tus victorias pero no las glorifiques
Palabras finales

La Tercera Ley de Newton aplicada al trading emocional

accion y reaccion en el trading emocionalSir Isaac Newton no era un trader de forex, pero trabajaba en algo cuando creo las 3 leyes de la dinámica. La tercera de estas leyes podemos aplicarla al aspecto emocional del trading.

Esta ley puede resumirse en la siguiente frase:

Por cada acción, existe una reacción opuesta de igual magnitud.

Un ejemplo podría ser un pez nadando a través del agua. La tercera ley de Newton dice que la fuerza aplicada para desplazar el agua hacia atrás es igual y opuesta a la fuerza que es aplicada para impulsar al pez hacia adelante.

Aunque Newton desarrolló estas leyes durante su estudio de la física, ellas son aplicables también a otras áreas de la vida, tales como las relaciones entre sentimientos positivos y negativos.

Como traders de forex, sabemos los drásticos efectos que las emociones pueden tener en nuestro trading. La mayoría de los mentores pasan tiempo hablando de cómo controlar los pensamientos y sentimientos negativos.

Aunque esto es de ayuda, uno de los mayores peligros también se encuentra en esos períodos que siguen a grandes operaciones ganadoras o meses rentables. De hecho hemos hablado este tema en otro artículo.

En este caso queremos abordar un punto de vista diferente. En lugar de hablar sobre cómo el exceso de confianza puede llevar a las pérdidas, vamos a discutir cómo celebrar excesivamente una victoria puede crear un desequilibrio emocional que desencadena una respuesta igual y opuesta.

A menudo utilizamos como ejemplo los deportes. Cuando ves jugar a tu equipo favorito… ¿celebras si anota un gol? ¡Por supuesto que lo haces! De otro modo, ¿cuál sería la gracia de ir a verlos, cierto? Pero aquí está el punto: no puedes festejar cuando tu equipo anota un gol y no decepcionarte cuando fallan una anotación. Del mismo modo, no puedes celebrar cuando ganan y no estar decepcionado cuando pierden.

Esta es la tercera ley de Newton trabajando sobre las emociones. Recuerda, por cada acción (en este caso, sentimiento) existe una reacción igual y opuesta.

Las mismas reacciones emocionales que ocurren al ver a tu equipo favorito también aplican a tu trading. Tú no puedes celebrar una ganancia y al mismo tiempo no estar decepcionado con una pérdida.

Encontrando el equilibrio perfecto

mantener el equilibrio en el trading emocionalSimplemente porque las emociones, ya sean positivas o negativas, pueden entorpecer tu capacidad para ver el mercado de forma neutral, esto no significa que debas intentar deshacerte de ellas.

No trates de suprimir cada sentimiento o pensamiento que surge dentro de ti. Intentarlo puede hacerte más daño que beneficio.

Esto es así porque aquellas emociones que reprimimos están destinadas a emerger eventualmente, y cuando lo hacen, no resulta nada bueno. No puedes contener completamente algo tan natural como los sentimientos, especialmente cuando operas en forex.

Para hacer una comparación, piensa en las alas de un avión. No son completamente rígidas porque si fuesen así, se partirían a la mitad al primer signo de turbulencia. En cambio, son flexibles en cierto grado, lo que las hace más fuertes porque pueden resistir las inclemencias del tiempo.

Lo mismo ocurre con puentes y rascacielos. Las construcciones más altas del mundo se balancean de lado a lado en un día ventoso. Esto no es accidental, sino que está diseñado así, de modo que el edificio no se caiga durante una tormenta fuerte.

Por eso, en lugar de tratar de contener todas las emociones mientras que operas, déjalas que fluyan. Solo asegúrate de encontrar y mantener un adecuado equilibrio.

Celebra tus victorias pero no las glorifiques

celebra tus victorias sobre el trading emocionalSupongamos que acabas de ganar $ 2.000 en una operación. Pero no fue cualquier operación, sino un setup que habías estado esperando durante semanas. El mercado hizo un retroceso hacia un punto de confluencia, la acción del precio dio la señal y tú apretaste el gatillo.

Muy pronto tu objetivo fue alcanzado. Esta fue una operación perfecta.

¿Qué haces luego de esto? ¡Celebrar, por supuesto! Te compras alguna cosa que querías a modo de recompensa, y fanfarroneas sobre tu reciente acierto en forex. Buscas en internet tu automóvil favorito (¿tal vez un BMW?)… el mejor trader del mundo no puede andar en cualquier cosa.

Al día siguiente te levantas sintiéndote en la cima del mundo, listo para continuar derrotando al mercado y ganar otros $ 2.000. Abres tu plataforma de trading y para tu sorpresa encuentras que la posición que habías colocado ayer mientras que celebrabas está en negativo más de $ 2.000.

Has perdido todas las ganancias que habías hecho y un poco más.

La realidad te cae encima. Este asunto de forex no es tan fácil después de todo.

Pero el problema con el escenario que acabamos de plantear es el siguiente: supongamos que la pérdida de la segunda operación ha sido de $ 2.300, de modo que sumando ambas operaciones, has terminado en negativo $ 300.

Podemos decir que una pérdida de $ 300 no es el fin del mundo, especialmente si tienes una cuenta de varios miles de dólares, lo cual asumiremos ya que la ganancia de la primer operación había sido de $ 2.000.

De cualquier modo, debido a que celebraste en exceso la ganancia de esos $ 2.000, posteriormente la pérdida de neta de $ 300 se siente como si hubiese sido de $ 3.000. Las emociones positivas luego de la operación ganadora han causado que tengas una reacción igual y opuesta al sufrir la pérdida posteriormente.

Si hubieses celebrado los $ 2.000 sin glorificarlos, hubieses estado en una mejor posición para manejar las pérdidas que vinieron luego.

Piensa en las emociones mientras que operas en forex como si estuvieses parado en una viga que hace equilibrio en lo alto de un edificio. Una punta de la viga representa los sentimientos positivos y la otra los sentimientos negativos.

Es tu trabajo como trader de forex mantenerte tan centrado como puedas humanamente. Es aceptable que te muevas de un lado a otro un par de pasos, pero no querrás pararte en el borde de ninguno de los lados, de este modo existe una buena posibilidad de que te caigas, del mismo modo en que caen emocionalmente muchos traders al operar.

Palabras finales

conclusiones del trading emocionalSaber que incluso las emociones más positivas pueden desatar una reacción igual y opuesta cuando las cosas comienzan a ir mal es un gran paso en tu carrera de trading.

Al limitar tu respuesta luego de un resultado positivo, tal como podría ser una operación ganadora, tú reduces la gravedad de una respuesta emocional luego de un evento negativo, lo cual te permite mantener una mentalidad neutral y disciplinada la mayor parte del tiempo.

Recuerda siempre que volverse un trader exitoso de forex no se trata de impedir los pensamientos y sentimientos negativos, sino que se trata de controlarlos.

Puedes publicar tus comentarios sobre este artículo aquí

Cortesía de gfuentes84