Portal de trading, foro de Forex y CFDs, Criptomonedas y Criptoproyectos

Uniswap y AMM

Qué son Uniswap y los Creadores de Mercado Automatizados (AMM)

Índice

¿Qué son los Creadores de Mercado Automatizados (AMM)?

Los exchanges descentralizadas (DEX) en las que los traders negocian con contratos inteligentes y no con otras personas. Los creadores de mercado automatizados (AMM) son una clase de exchanges descentralizados que utilizan fórmulas matemáticas para fijar el precio de un token. Al igual que las bolsas ordinarias, cuentan con varios pares de negociación: por ejemplo, Ether (ETH) a Dai.

La diferencia es que no hay órdenes de compra ni de venta, y los comerciantes no necesitan encontrar a otra persona para vender sus monedas. En su lugar, un contrato inteligente actúa como creador en las transacciones, llevando a cabo el comercio. El concepto es similar a los servicios de bolsas como ShapeShift y Changelly, pero la diferencia es que las reservas de las empresas se sustituyen por pools de liquidez que realizan las operaciones basadas en contratos inteligentes.

Un pool de liquidez siempre ofrece la negociación de dos activos, y el porcentaje relativo de cada ficha en el pool determina el precio teórico del activo en cuestión. El primer Creador de Mercado Automatizado que se puso en marcha fue Bancor, lanzado en 2017. Con el tiempo, nuevos proyectos de Creadores de Mercado Automatizados (AMM) se pusieron en marcha, hoy en día, las plataformas más populares son Uniswap, Kyber, Balancer y Curve.

Por qué existen los Creadores de Mercado Automatizados (AMM)

Los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) hacen que la provisión de liquidez sea mucho más sencilla y barata.
Los AMM son un intento de sortear las limitaciones de rendimiento que las blockchains, especialmente Ethereum, tenían en el tema de la negociación. Antes de que los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) se hicieran prominentes, los exchanges descentralizados construidos sobre Ethereum, como EtherDelta o 0x, intentaron utilizar un mecanismo clásico de libro de órdenes en el sistema financiero descentralizado.

En este modelo, los usuarios sufrían problemas de liquidez, ya que cada pedido requería gastar gas y esperar los tiempos de confirmación de los bloques. El bajo rendimiento de Ethereum también significaba que sólo se podía enviar un pequeño número de transacciones antes de que la blockchain se viera completamente inundada de solicitudes.

Esto era especialmente problemático para los creadores de mercado, los proveedores de liquidez en las bolsas de pedidos. «Hacer» un mercado suele requerir ajustar constantemente las órdenes de compra y venta al precio más reciente, incluso si no se cubren. Cuando cada orden enviada cuesta dinero y tiempo, pueden perder más de lo que ganan a través del spread, que es la diferencia entre el precio de oferta más alto y el precio de demanda más bajo.

Los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) hacen que la provisión de liquidez sea más barata y sencilla mediante un proceso único y totalmente automatizado, de ahí su nombre. Incluso los usuarios medios pueden aportar su liquidez, mientras que hacerlo en las bolsas tradicionales requiere conocimientos técnicos avanzados.

¿Cómo automatizan los contratos inteligentes el comercio de los AMM?

Una fórmula matemática define el precio de un token específico.
Cuando se negocia en un Creador de Mercado Automatizado, los usuarios interactúan con el pool de liquidez. Entre bastidores, cuando el usuario ordena al contrato inteligente que realice una operación, el contrato envía sus tokens, como ETH, al fondo de liquidez. Una fórmula matemática decide entonces cuántos tokens del otro lado del par -por ejemplo, DAI– deben recibir a cambio.

La fórmula práctica más sencilla es X multiplicado por Y es igual a K, donde X e Y representan la cantidad de cada token en la reserva y K es una constante predefinida. Esta ecuación define una hipérbole: una forma geométrica suave que se acerca al infinito y al cero en sus extremos, pero que nunca los alcanza.

Cada operación tiene una cierta cantidad de deslizamiento, es decir, cuánto afecta el tamaño de la orden al precio final al que se compró o vendió un token. La forma de hipérbole significa que el deslizamiento será bajo con pedidos pequeños, pero con pedidos grandes, el deslizamiento aumenta exponencialmente. Se sabe que Uniswap utiliza esta sencilla fórmula, pero otras plataformas pueden utilizar fórmulas matemáticas más complicadas para ajustar el deslizamiento.

¿Cómo utilizar un Creadores de Mercado Automatizados (AMM)?

Conecta tu billetera y confirma las transacciones.

Utilizar un protocolo AMM es bastante sencillo: los usuarios visitan el sitio web del protocolo u otros front-ends, conectan un monedero habilitado para DeFi al protocolo, eligen el activo que quieren comprar o vender, hacen clic en «comerciar» y confirman la transacción en sus monederos.

La provisión de liquidez funciona de forma similar a la negociación. Después de conectar una billetera, los usuarios pueden ir a la sección «proveedor de liquidez» y seleccionar cuánto quieren comprometer en el monedero. En la mayoría de los protocolos, necesitan disponer de ambos tipos de activos. Por ejemplo, si el ETH se negocia por 400 Dai, tendrán que proporcionar simultáneamente 1 ETH y 400 Dai.

Tras confirmar las transacciones, los usuarios reciben un token que representa su propiedad en el fondo de liquidez. A continuación, puede transferirse a cualquier persona o canjearse de nuevo por los tokens subyacentes, más las comisiones que hayan podido acumularse.

¿Por qué se están popularizando los Creadores de Mercado Automatizados (AMM)?

La descentralización es una poderosa mejora. Los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) probablemente ya están resolviendo el mayor obstáculo para la adopción generalizada de los exchanges descentralizados: la liquidez. Sin ese problema, los beneficios naturales de un DEX pueden brillar.

A diferencia de los intercambios centralizados tradicionales, no hay guardianes -controladores de acceso- que puedan excluir proyectos o usuarios. Los protocolos de AMM no requieren permisos y no exigen que los usuarios creen cuentas específicas o pasen por rigurosos controles de conocimiento del cliente (KYC). Una dirección de la billetera es todo lo que se necesitas para interactuar con los protocolos.

Los protocolos centralizados se dirigen incluso a los inversores que no están interesados en someterse a los procesos KYC lanzando versiones descentralizadas de sus servicios. Un ejemplo reciente es la bolsa Shapeshift, que ha integrado una DEX para aliviar la carga de KYC para los usuarios.

Desde el punto de vista del proyecto, los DEX son también una gran manera de lanzar un token al mercado y aumentar la liquidez. No hay cuotas de cotización ni criterios de admisión, ya que cualquiera, incluso un desconocido, puede crear un fondo de liquidez para cualquier token.

Democratizar el acto de proporcionar liquidez también significa que los aficionados y los titulares de proyectos pueden ayudar a crear un mercado líquido para los nuevos tokens sin necesidad de la ayuda de creadores de mercado especializados. Por último, los exchanges de AMM descentralizados suelen tener interfaces muy sencillas, ya que no necesitan poner opciones de pedido avanzadas ni gráficos de precios en sus interfaces.

¿Cuáles son los riesgos y las limitaciones de los AMM?

Bugs, precios inadecuados y pérdidas impermanentes. A pesar de algunas cualidades positivas, los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) presentan ciertos riesgos y limitaciones. Los hackeos y las vulnerabilidades ya han afectado a bolsas como Uniswap y Balancer, donde algunos proveedores de liquidez han visto su dinero robado debido a las complejas interacciones de los contratos inteligentes. Por otro lado, el hecho de que los operadores expongan su estrategia para que el mundo la vea, permite que otros se adelanten y tengan órdenes procesadas primero y exploten a los usuarios legítimos.

Los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) tampoco pueden existir sin que los intercambios de órdenes tradicionales se utilicen para el arbitraje. Las fórmulas matemáticas, a pesar de su elegancia, no pueden representar realmente el sentimiento del mercado. Los operadores de arbitraje son necesarios para corregir el precio de los activos en un MGA, pero esto da lugar a veces a algunos problemas.

En resumen, los operadores de arbitraje obtienen beneficios al equilibrar el precio, pero este beneficio se extrae de los proveedores de liquidez. A pesar de las comisiones de negociación que reciben, los proveedores de liquidez pueden realmente perder dinero si el precio se mueve demasiado en una dirección determinada. La pérdida es «impermanente» porque el precio siempre puede moverse en la dirección opuesta, pero en la práctica, esto no siempre sucede.

Aunque se están produciendo algunas mejoras, el volumen y la liquidez de los Creadores de Mercado Automatizados (AMM) siguen siendo insignificantes en comparación con los grandes exchanges centralizadas. Las congestiones de gas en el verano de 2020 también mostraron que están empezando a alcanzar su límite máximo de uso, y se necesitarán mejores soluciones de escalado en el futuro para facilitar un mayor crecimiento.