Publi
Articulo publicado Víctor Martínez en El Mundo.es


Las instrucciones de la Bolsa





El retorno del pánico a los mercados ha hundido en las últimas semanas la cotización de un buen puñado de empresas españolas hasta su nivel más bajo de los últimos años. Sólo durante el mes de abril, el Ibex -índice que engloba a las principales compañías cotizadas del país- ha sufrido un desplome del 12,5%, el mayor batacazo mensual en el último año y medio.

A pesar de que los analistas advierten de que "la incertidumbre bursátil", en general, y la "desconfianza sobre España", en particular, seguirán azotando los mercados a corto plazo, no es descabellado pensar ya en un posible rebote de la valoración de estas compañías para un periodo más largo.

Pero, ¿realmente está dispuesto a invertir sus ahorros en Bolsa? Si es así, varios expertos consultados por el mundo le aconsejan los diez puntos que siempre debe respetar en su aventura sobre el parqué.

1- Establecer un plan:
Antes de invertir su dinero debe tener claras cuáles son sus necesidades de liquidez a corto o medio plazo. Los analistas recomiendan no meter en Bolsa el dinero que vaya a necesitar en las próximas semanas o meses. A partir de ahí, toca fijar la cuantía a invertir y el periodo aproximado de la misma.

2- Saber en qué se invierte:
La máxima principal de cualquier inversión recomienda no jugarse el dinero en algo que se desconoce o no se sabe cómo funciona. Lo mejor, si no se tienen conocimientos certeros sobre cómo funcionan los mercados financieros, es ponerse en manos de un experto.

3- Diversificar, la mejor opción:
Es el mejor 'escudo' ante posibles pérdidas, por eso los analistas recomiendan distribuir la inversión entre varios valores, a ser posible pertenecientes a distintos mercados o áreas de negocio.

4- Tener paciencia:
En momentos de máxima volatilidad en el parqué -como el actual- hay que saber controlar los nervios y ser firme en la inversión. "Cuando se tiene claro qué invertir y con qué criterio, hay que ser consistente con la apuesta. No ser un inversor veleta", explica un analista.

5- Saber perder:
Nada de escudarse en las "inversiones a largo plazo" para justificar pérdidas en el caso de haber sufrido un fiasco bursátil. Tampoco es recomendable, en este sentido, "promediar a la baja" para reducir el precio medio de las acciones adquiridas.

6- Seguir de cerca la inversión:
No se puede estar dos meses, por ejemplo, sin saber cómo van sus acciones. En el ElMundo.espuede, en este sentido, comprobar de forma diaria y en tiempo real el estado de las cotizaciones. El seguimiento también pasa por estudiar de forma periódica las principales magnitudes de la compañía en la que hemos invertido (con especial atención al beneficio logrado o a su nivel de deuda) o seguir los dos tipos de análisis (fundamental y técnico) que realizan las grandes firmas.

7- ¿Cómo elijo un buen valor?:
Dos criterios válidos para ver si las acciones de una empresa son atractivas son su nivel de endeudamiento y su internacionalización. Este último punto es especialmente importante en un momento en el que el mercado doméstico español está totalmente hundido, con la economía nacional en recesión. Los analistas también recomiendan comprobar qué dividendo entrega la empresa y, sobre todo, si éste es sostenible. Mejor una empresa que lo va revisando al alza que una que tiene que ir recortándolo.

8- Que el último euro lo gane otro: Hay ocasiones en que los títulos de una acción suben sin una justificación o base solida. Se trata de inversiones especulativas que, tarde o temprano, tenderán a corregirse con mayor o menor fuerza. Los analistas no desaconsejan este tipo de inversiones, aunque sí instan a saber frenar a tiempo.

9- Los atajos, efectivos aunque arriesgados:
Toda inversión en Bolsa conlleva el riesgo de perder su inversión, aunque hay diferencias según cuál sea la estrategia a seguir. Hay algunos atajos que, aunque arriesgados, permiten alcanzar importantes plusvalías en un periodo corto de tiempo, explica Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets. Dos ejemplos pasan por comprar acciones de una compañía que vaya a ser comprada en los próximos meses o que, por otro lado, haya recibido un duro castigo en las últimas sesiones (esperando un rebote).

10- Hay Bolsa más allá de la frontera: Estar en Bolsa no implica necesariamente la compra directa de acciones. Existen otras fórmulas como fondos de inversión o CFD's que permiten invertir en el mercado de renta variable.

Estos mecanismos facilitan, además, la inversión en valores internacionales con mayores perspectivas de crecimiento que los españoles.

Foro de Forex Trading United