Publi
Quizá habran escuchado que la disciplina es indispensable para el éxito en el trading o en la inversión. Bueno, la disciplina es importante en toda la actividad humana y muchas veces separa a los exitosos de los fracasados. En los mercados, sin embargo, podemos ver un fenómeno: Negociadores que se consideran disciplinados, pero que en realidad no tienen ni idea sobre lo que es la disciplina. Los mercados están llenos de la gente indisciplinada o llenos de gente que deja su disciplina a los sistemas automáticos. ¿Por qué no aprovechar esta situación y volvernos traders disciplinados y conseguir así una ventaja sobre los demás? Cuando alguien os pregunte: ¿Qué es la disciplina? La mayoría de vosotros tendrá una respuesta. Las respuestas de cada persona van a diferir, sin embargo, sería fácil que una tercera persona opinara que ambas son muy parecidas. Para ver como describe la disciplina la RAE, véase el siguiente enlace: Diccionario de la lengua española - Vigésima segunda edición . La descripción de la RAE es de todas formas muy pobre. Para nosotros en el trading lo más cercano sería: La observación de las leyes y el ordenamiento. En otras palabras… la observancia de nuestro sistema comercial. Así que, como traders disciplinados podríamos mencionar a aquellos traders que construyeron su sistema comercial y observan sus reglas durante el trading. Y los traders indisciplinados son los que no observan sus reglas en el trading. Esto suele ser denominado como la disciplina en el trading. Mantenerse disciplinado al sistema comercial no es nada fácil y tener esta disciplina es también muy muy difícil.

Si tienen problemas con la disciplina y la observación de sus sistema comercial, deberian concentrarse en este campo y hacer los ajustes necesarios. Los traders exitosos destacan por la observación de sus reglas comerciales. Dedican mucho trabajo y tiempo a los ajustes sutiles de su sistema comercial y con el tiempo adquieren nuevas reglas y están siempre procurando mejorar su sistema. Cuando obserben sus sistema no hay por qué mostrarse ni deprimido ni demasiado entusiasmado por las emociones. El sistema les dirá cuando entrar y cuando salir. La disciplina requiere solamente observar estas reglas y cuando el sistema me dice ¡Entra!, debo entrar y cuando me dice ¡Sal!, debo salir.

Los traders indisciplinados tienen miedo a que el mercado pueda ir en contra de su dirección aún más, y salen de sus posiciones antes de que lo establezca su sistema comercial. Cuando ganan, están satisfechos con el resultado y no quieren esperar más, porque tienen miedo a que el mercado pueda volverse y cierran la posición antes de lo que menciona su sistema. También ocurre en las posiciones gananciales, cuando los mercados siguen arriba, pero el sistema dice: ¡Salir!... los traders tienen un ataque de codicia y quieren ganar aún más y ser más inteligentes que su sistema. O el último caso, muchas veces el peor, cuando el trader pierde dinero y el sistema le dice: ¡Sal!, no sale y está esperando a que el mercado se vuelva en su dirección – aquí las pérdidas pueden ser a veces indefinidas. Podríamos decir que el trader disciplinado que observa sus reglas es el que va a tener éxito, sin embargo la realidad puede ser aún diferente.


Hay muchos traders “disciplinados? que no ganan dinero en los mercados. Estos traders observan las reglas de su sistema comercial. Tienen sistemas comerciales en los que trabajaron mucho. Algunos hasta tienen sistemas automatizados para evitar la confrontación psicológica y no cometer faltas por sus altibajos emocionales. Sin embargo, no tienen mucho éxito y se preguntan por qué...


La disciplina es mucho más amplia de lo que describimos arriba. Tener disciplina tal como la conocemos es imprescindible. Sin embargo, aún deberíamos ir más lejos y conocer sus matices más sutiles, porque estos detalles son los que separan a los exitosos de los demás. Regresemos al ejemplo del trader “disciplinado? que no tiene éxito en el trading y examinemos cual podría ser el problema:

1. LA EXACTITUD DEL SISTEMA COMERCIAL.

El problema de cada sistema comercial consiste en su exactitud. La situación que ocurre hoy día es diferente a la situación que ocurrió hace dos semanas, sin embargo, mi sistema comercial la puede evaluar igualmente con la indicación comprar. También es importante si el que evalúa soy yo o un ordenador. El ordenador va a evaluar según un algóritmo que puse en el programa bursátil. Cuando voy a evaluar yo, voy a afrontar mis emociones. Cuanto más exacto y preciso sea mi sistema comercial, tanto menos estarán envueltas mis emociones, pero tanto menos podré evaluar otras influencias que puedan hacer esta situación diferente de la precedente. El sistema necesita una cierta flexibilidad. El problema es que si dejo lugar para mi decisión, me enfrentaré a las emociones y aquí habrá otro momento para utilizar la disciplina. Por ejemplo mi sistema comercial puede estar basado en las formaciones gráficas. La codicia o el miedo me pueden propulsar a que vea cosas donde no las hay, y que llegue a la conclusión de que en esta formación hay una oportunidad, aunque con la observación más detenida vería que no es una indicación de entrar o salir. La disciplina aquí significa no dejarse llevar por la codicia o el miedo, y reconocer que mi vista está distorsionada. Observar mis principios y si no estoy seguro, no negociar.

2. DISCIPLINA INTERNA.
La disciplina es algo muy interno. Necesitamos tener principios que sean constantes. Por ejemplo hay traders que a pesar de que su sistema les indica entrar, no entrarán, porque su principio en el trading es: No negociar si estoy emocionalmente mal. Hay que escuchar los principios que adoptamos, porque hubo motivo para crearlos. Si investigamos más esta disciplina interna, llegaremos a un conocimiento: La disciplina es un elemento que podemos observar en toda nuestra actividad. En otras palabras: No podemos generar expectativas de que vamos a ser disciplinados en el trading si nuestra vida queda intacta en este sentido. Tenemos que cambiar nuestra vida y ponerla en orden. Es la única solución para conseguir la disciplina también en el trading.

3. CREACIÓN DE UN SISTEMA COMERCIAL.
No deberíamos olvidar que hay que tener disciplina en el momento de crear nuestro sistema comercial. Ya que el sistema comercial es en sí mismo un espejo de nuestra disciplina. Cuando creamos nuestro sistema comercial, su éxito va a depender de que hagamos bien nuestro deber. Para crearlo bien, necesitamos disciplina. No deberíamos precipitarnos. Crear un sistema puede requerir mucho tiempo. Hay que saberlo. Una falta de disciplina nos propulsa a adaptar soluciones precipitadas y poco estudiadas y muchas veces nos propulsa a adaptar supersticiones a las que nosotros, los seres humanos, somos muy propensos.
¿Cómo conseguir la disciplina?
Para conseguir una buena disciplina, necesitamos dar un primer paso. Hay una regla: ¡No hagas algo que no puedas! Así que deberíamos proponer los cambios que somos capaces de adaptar. Podemos comenzar con cosas pequeñas y cuando las dominemos podemos ir más adelante. También deberíamos ser concientes de que esta disciplina tiene que pasar a ser parte de nuestra vida. Nos cambiará la vida como tal, no solamente en el campo del trading y las inversiones. Para alcanzar este reto, necesitamos resistir y no arrepentirnos. Cada momento deberíamos pensar en nuestro estado actual y darnos cuenta si encaja con nuestros principios. Si no, deberíamos cambiarlo al instante. Para el día siguiente podéis proponeros un intento. Algo por ejemplo relacionado con vuestra fuerza de voluntad, y que les gustaría hacer. Por ejemplo, si estáis todo el tiempo delante de la pantalla y os dais cuenta de que necesitáis un poco de movimiento, una buena solución sería salir a hacer 30 minutos de deporte.
Foro de Forex Trading United