forex vs poker

Hacer trading pensando siempre en el largo plazo

time-frame

Psicología del pokerCon este articulo inicio una serie dedicada a tratar el tema de la psicología desde el punto de vista del poker aplicada al forex.

Es evidente que entre un jugador de poker profesional y un trader pro, el control de las emociones y la mentalidad a seguir en su operativa tienen mucho en común.

A grandes rasgos, los dos deben trabajar libre de emociones para una mayor efectividad, y que se enfrentan a personas humanas, con emociones y sentimientos. En el caso del poker, desde una mesa de 2, 6 o 9 personas en mesas de “cash”, hasta miles de ellos en un torneo. Desde la perspectiva del trader, luchamos contra una masa ingente que intenta navegar en la corriente correcta que les lleve a beneficios, en el que nos enfrentamos sobre todo al miedo, codicia y nerviosismo. Estos adversarios no necesariamente realizan sus acciones de forma lógica, con lo que ahí reside la dificultad.

Tanto el jugador de poker como el trader deben barajar probabilidades y actuar en consecuencia.

¿Como tiene que ser la actitud correcta que nos lleve al triunfo, superar una racha mala y evitar el desquiciamiento que ello provoca?
¿Que situaciones psicológicas pueden aumentar o reducir las posibilidades de ser exitoso consistentemente?

Tanto en el poker como en el forex hay buenos profesionales que pierden dinero que no deberían perder, y todo ello debido a una mala actitud, reacción o pensamientos erróneos. En las dos profesiones es importante operar de forma opuesta a lo que el instinto nos indica.

Las habilidades técnicas debemos complementarlas con una mentalidad correcta para tomar las mejores decisiones. Podemos perder mucho dinero no por culpa de las habilidades técnicas, sino por una incorrecta mentalidad.

Tanto el poker como el forex requieren de una buena estrategia y análisis para tener éxito. La diferencia entre los dos es que en el poker se cuenta con información incompleta, algo que en el forex se nos muestra vela a vela y que debemos interpretar y conocer qué es lo que el mercado nos quiere decir.

En el poker es tan importante la habilidad como la suerte (a corto plazo), y hay que pensar en el largo plazo. Algo similar ocurre en el forex, en el que debemos analizar las probabilidades estén a nuestro favor dentro de los mercados tan cambiantes, aunque a diferencia del poker manejamos con mas seguridad.

Otra similitud entre ambos es que debemos intentar perder lo menos posible en las operaciones perdedoras, y maximizar las ganancias.
En definitiva es que tanto un buen jugador como un buen trader, la suerte deja de ser un factor relevante en el largo plazo y es en lo que debemos siempre pensar, en los resultados a largo plazo y no al corto. Podemos tener 5 o 10 operaciones seguidas exitosas, y bajar la guardia, y empezar a por ejemplo sobreoperar, con el riesgo que ello implica.
Eso va en nuestra contra, ya que si nos centramos en el corto plazo, nos sentiremos excitados tras varias operaciones ganadoras y deprimido con las perdedoras y eso nos provocará el cometer errores en las futuras operaciones.

Los jugadores de poker o traders que se centran solamente en el corto plazo, cuando tengan perdidas, seguirán operando o jugando al menos hasta recuperar las perdidas, esa actitud puede tener resultados catastróficos en nuestro capital. En el argot del poker, ese estado se le conoce como “tilt”.

Por supuesto que a la inversa es igualmente cierto, cuando estamos centrados en el corto plazo, las operaciones ganadoras tendemos a sobrevalorarlas y cuando pierde, tiende en operaciones futuras a cortar los beneficios por miedo a perder. Algo común en el forex es arriesgar demasiados pips en operaciones perdedoras, y en las ganadoras cortar demasiado pronto los beneficios en los traders inexpertos, algo similar ocurre en el poker. Hay un dicho popular entre los aficionados que dice: “hay que parar cuando se va ganando”, que ocurre en parte con la deprimente sensación cuando van ganando y posteriormente pierden todo lo conseguido.

Al jugador de poker que está obsesionado por los resultados tiene mas probabilidades de desquiciarse porque le afectarán mas las cosas cuando vayan mal, situación análoga que puede pasar en el forex.

Dicha actitud, hace que por ejemplo un jugador de poker se enfade con sus contrarios, y en el forex con el mercado. Eso le provocará mucho daño ya que empezará a jugar manos que no debería y en el caso del forex empezar a entrar en operaciones dudosas y arriesgadas sin un análisis concienzudo. Eso provocará cambios en su estrategia en consecuencia del resultado a corto plazo, un error frecuente en ambos sectores.

Es por eso importante llevar un diario, para detectar este tipo de fallos, y en consecuencia intentar solucionarlos. Hay que dar mas importancia a las buenas decisiones que a ganar dinero.

Psicología del poker: El dinero asustado no puede ganar

dinero asustado

Si algo quedo claro en el anterior artículo y si no lo repito de nuevo, porque es esencial, es que hay que operar pensando siempre en el largo plazo, ya que a corto plazo puede pasar de todo: que los malos operadores ganen y los buenos pierdan.

Asimismo tenemos que tener bien claro que al corto plazo tenemos que estar dispuestos a perder y asumirlo.

Hay un dicho en el poker que es completamente aplicable al forex: “el dinero asustado no puede ganar”. Con esta frase se pone en relieve que si estás operando con dinero que tienes miedo a perder, tendrás mas probabilidades de tomar decisiones que no son del todo optimas.

En el poker hay un termino llamado “varianza”, que se puede explicar con el típico ejemplo: si tiras una moneda al aire, hay el 50% de posibilidades de que salga cruz y el 50% de que salga cara. En este ejemplo lógicamente a la larga no hay beneficio, pero perfectamente en el corto puedes tener una racha ganadora que te salgan 5 veces seguidas la cara por la que has apostado, o lo contrario. Tanto en el poker como en el forex, un buen profesional siempre ira cuando las probabilidades vayan a su favor, aun así, puede salirnos la operación perdedora, pero el daño que pueda causar es menor que un operador inexperto que entra sin análisis, o un jugador de poker que entra a todas las manos, con lo que dicha varianza en este último caso es brutal.

Ahora podéis daros cuenta el porqué los casinos con los juegos de azar, tienen una expectativa ganadora al largo plazo, convirtiéndose en uno de los negocios mas rentables que hay hoy en día.

La varianza no tiene memoria, cada hecho es independiente. Es algo que debéis tener muy en cuenta. Es por eso que cada día, cada sesión que realizamos, no debemos pensar en la anterior, tanto si hemos ganado como perdido.

Hay varios factores que contribuyen a utilizar capital “asustado”:

  • Tener un bankroll (termino utilizado en el poker que suelo aplicar tambien en el forex) muy limitado.
  • Tener una racha seguida de perdidas y estar cerca de quedarse sin efectivo en la cuenta.
  • Has subido de limite (en el caso del poker y en el forex, aumentar el lotaje) y al no estar acostumbrado a ganar o perder cantidades superiores, te encuentras con esa presión y operas con esas limitaciones psicológicas.
  • Ser adverso al riesgo, con lo que es mayor el miedo a perder el dinero que el deseo de ganarlo.
  • El tener por regla general aceptar ganancias pequeñas por miedo a tener perdidas.

El operar con estos factores contribuye a no aprovechar potencialmente todas las operaciones ganadoras. Tenemos que tener siempre en perspectiva que vamos a tener unas perdidas moderadas a corto plazo (siempre que hayamos hecho correctamente los deberes en cuanto a efectividad de la estrategia y tengamos una gestión de bankroll efectiva). Debemos ser capaces de trabajar correctamente sin el miedo de por medio a perder una operación.

Lógicamente cuanto mas alto es el nivel o el dinero en cada operación arriesgado, mas difícil es estar calmado. Hay gente que tiene la percepción de que puede perder pues una cantidad que normalmente gastaría en ocio, pero no están preparados para perder en una operación por ejemplo 600 euros que pueden ser pues el alquiler de la casa, o la cuota de la hipoteca.

Es difícil perderle la sensibilidad al dinero, pero para ello hay algunas cosas que ayudan:

  • La experiencia
  • Un bankroll sano que pueda aguantar rachas perdedoras
  • El dinero utilizado para operar no sea importante para la vida cotidiana.

Hay que operar siempre dentro del limite o lotaje que te permita tu bankroll y si no estas cómodo subiendo niveles o lotaje cuando te lo puedas permitir, puedes mantenerte una temporada en el que estás, hasta que te sientas decidido a abordar el siguiente nivel.

Dejar el ego en la puerta para operar en forex

ego-forex4

Cuando nos sentamos delante de la pantalla, abrimos nuestra plataforma para operar, debemos dejar nuestro amor propio en una esquina. El orgullo nos puede acarrear muchos problemas. El llevar dicho amor propio puede influir en nuestra toma de decisiones.

Dicho amor propio puede crear trampas en nuestra operatoria diaria.

Puede que veas oportunidades donde no las hay. Psicológicamente, el ver una posible entrada, pero sin cumplirse todas las normas para dicha entrada, es como rendirse, como si nos derrotaran, aquí aflora nuestro amor propio, el querer tener razón.
Lo mas importante para evitar esto es plantearnos una serie de preguntas:
-¿Se cumplen todas las normas de mi estrategia?
-¿Qué probabilidad hay de que el precio siga el rumbo que he analizado?
-¿Hay alguna noticia que pueda interferir en mi operación?

Una cantidad desmedida de amor propio puede llevarnos a tener en cuenta factores que no tienen nada que ver y a pensar cosas irrelevantes como:
-El precio seguro que va en la dirección que yo creo
-No voy a permitir perder esta operación

Otra razón en la que el amor propio aflora es cuando queremos intentar recuperar las pérdidas sea como sea. No hay nada que dañe mas el amor propio como ver como tu cuenta va mermando una operación tras otra, ya que seguiremos con la esperanza de recuperar las perdidas. Cuanto mas se pierde, mas se intenta recuperar, es un círculo vicioso que se podría haber evitado si el amor propio nos hubiera permitido cerrar la plataforma tras perder una cantidad pequeña asumible.
Si tenemos un problema de este tipo, debemos determinar que cantidad fija puede representar una pérdida moderada, y una vez perdida, cerrar la plataforma hasta el día siguiente, con eso nos acostumbraremos a la idea de dejar de operar cuando vamos perdiendo.

El forex al igual que el poker, solo es rentable a largo plazo, jugando a favor de las probabilidades.

En lo referente a la gestión monetaria, es posible que no bajemos a un nivel inferior cuando deberíamos hacerlo. Es algo que la mayoría detestamos, porque a nadie le gusta bajar un nivel. Debemos autodisciplinarnos para evitar este error que si es habitual arruinará nuestra cuenta.

Si debemos bajar el nivel de lotajel, es porque no tenemos el suficiente presupuesto para mantenernos en el actual. No debemos avergonzarnos de esto, ya que de esa manera protegemos nuestro capital y garantizaremos su rentabilidad a largo plazo.

En otro artículo hablaremos más detenidamente de las emociones, un tema importante dentro del forex y que debemos controlar.

Las emociones y la memoria selectiva

memoria

La mayoría de fracasos en el trading así como en el poker vienen dados por las emociones que dejamos que nos afecten en nuestras decisiones. La ira, la frustración, el miedo, la euforia, el orgullo y los nervios son nuestros grandes enemigos.
Ante estos estados tenemos dos formas de actuar: no operar, o reconocer nuestro estado pero sin que nos afecte.

Suele pasar a muchos traders que con el tiempo, van perdiendo interés, eso va acompañado de una pérdida de entusiasmo que nos lleva a un estancamiento. Para lograr el éxito debemos autoreciclarnos constantemente, analizándonos y estudiando para mejorar. No podemos estancarnos en las mismas razones y análisis, ya que el mercado cambia constantemente, y lo que antes funcionaba, puede que ahora no funcione.

Una de las razones por la que traders sin experiencia son propensos a tomar malas decisiones es en la actitud necesaria para operar día a día, estas actitudes son difíciles de conseguir ya que van en contra de los instintos naturales propios que tenemos en la vida cotidiana.
Como humanos que somos, está en nuestra naturaleza buscar una relación entre una acción y su resultado, lo que llamamos reacción. Estas relaciones representan la raiz del aprendizaje como personas. Estamos siempre en un continuo prueba y fallo, hasta encontrar el resultado que esperamos.

El problema de aplicarlo en el trading es que no nos podemos permitir dichas pruebas en una cuenta real, ya que a corto plazo la volatilidad que generamos en nuestra cuenta es inmensa. Debemos tener en cuenta que las leyes de acción y reacción, funcionan de forma diferente a las que actúan en la vida cotidiana.
Muchos traders tienen problemas para entender este asunto y suelen preguntarse ¿porque el mismo patrón ha funcionado con éxito y en esta última operación no? ¿como puedo tener días de operaciones buenas y otros de malas si analizo los gráficos de la misma manera?
Estos traders tenderán a realizar cambios irracionales en su operativa según sus observaciones con lo que saldrán perjudicados en el largo plazo.

No pensemos como la masa y debemos asegurarnos de que cuando identificamos una acción y un resultado definitivo, es un resultado de muchas pruebas.

El problema viene cuando nos basamos en resultados buenos o malos en muy pocas operaciones, ya que tendemos a tener memoria selectiva en el corto plazo. Debemos enfocarnos en aplicar bases sólidas a nuestras decisiones en vez de recurrir a lo que dice la memoria que puede haber funcionado o no, en el pasado.

Es importante fijarnos objetivos. Pueden ser objetivos a largo plazo o en el corto plazo. Esto nos permite centrarnos y medir los progresos frente a las normas mas importantes, es decir, las nuestras propias. Una persona sin objetivos, tiende a estar mas descentrado y con menos probabilidades de éxito.
Debemos ser neutros frente a la aversión del riesgo, es decir, a medida que crece nuestra cuenta, no podemos dejarnos influenciar por operaciones en las que podemos ganar mucho, pero también perderlo, debemos de ser conscientes de la probabilidad y del riesgo vs beneficio y actuar en consecuencia, pero siempre, como se ha hablado antes, de un resultado que hemos identificado durante muchas pruebas y no porque ayer una operación similar se diera al traste (recordar, memoria selectiva).