un mal ratio riesgo beneficio es como jugar a la ruleta rusa

narrador de riesgo-beneficio en forexEl trading puede ser divertido, mentalmente estimulante y beneficioso en varios sentidos. Pero no deberías confundirlo con una máquina del casino. Hay personas adictas al trading, y muchos de ellos sorprendentemente tienen algún tipo de plan estructurado.

El problema es que al momento de administrar su capital, estos traders tienden a fijar los riesgos de sus operaciones basándose en cómo se sienten en el momento. Este tipo de colocación de operaciones con tamaños aleatorios hace que el trader no tenga control y que habitualmente se coloque en situaciones de exposición extrema de su capital, lo cual es peligroso y estresante.

Indice:

Por qué la gestión del dinero es importante
El poder de la gestión del riesgo-beneficio
El peligro de los ratios de riesgo-beneficio negativos
Como un ratio de riesgo-beneficio positivo te dará la ventaja en tu trading

Por qué la gestión del dinero es importante

cuidando del ratio riesgo-beneficio

Los traders necesitamos incluir una fuerte gestión del dinero en nuestro plan de trading. No importa si tú eres un trader intradía o un scalper, alguien que utiliza muchos indicadores o que solo sigue la acción del precio.

El punto es que todos los sistemas de trading, sin importar cuán exóticos sean, necesitan una buena gestión del dinero.  Esta gestión ayudará al trader en diversas formas:

Consistencia

Los planes de gestión del dinero te permiten calcular el riesgo con mucha precisión. Esto elimina cualquier trabajo de “adivinar” el tamaño de una posición. Si tú te encuentras colocando órdenes con tamaños de posición aleatorios que se cruzan por tu mente, seguramente tendrás una curva de equidad bastante interesante.

Al aplicar el control de una buena gestión del riesgo, tus operaciones tendrán un riesgo consistente. Con cada operación tú sabrás cuán duro será el golpe que recibirás si tu stop loss resulta alcanzado. No hay que avergonzarse por un stop loss ejecutado. Nadie gana el 100% de sus operaciones, y tu plan de gestión del riesgo debería asegurar que tus operaciones ganadoras sean más amplias que tus perdedoras.

Estabilidad

El problema de operar sin un plan de gestión del dinero es que tú no sabes realmente cuanto riesgo has colocado en cada operación. Podrías estar arriesgando demasiado en una operación y recibir una pérdida importante, luego en la siguiente operación arriesgar una cantidad insuficiente y lograr alcanzar tu objetivo, pero las ganancias ser menores de lo que deberían.

Esto responde a la consistencia en el riesgo. No queremos arriesgar $ 500 en una operación A y luego solo $ 50 en una operación B. Si tenemos un plan respecto a la cantidad a arriesgar, nuestra curva de equidad se estabilizará, lo cual nos permitirá dormir más tranquilos por las noches.

La gestión del dinero te permite mantener las emociones al margen

Operar sin un plan de gestión del dinero es algo bastante estresante. Cada aspecto del trading necesita estructura, y sin ella podrías encontrarte en medio de un ataque de ansiedad si una operación no va a tu favor.

Con tamaños de posición o colocación de stops aleatorias, tú no sabes realmente dónde te has metido. Seguramente al colocar la operación tú anticipaste que esta iría a tu favor, pero ¿qué pasa si eso no sucede y comienzas a perder más de lo que deberías?

Esto comenzará a traer peligrosas emociones que nunca deberían mezclarse con el trading. Tú podrías mover tu stop loss aún más lejos para darle a la operación el espacio necesario para darse la vuelta, o tal vez podrías quitar todos tus stops, exponiendo el 100% de tu capital en los mercados. O podrías cerrar prematuramente una operación cuando en realidad esta habría alcanzado tu objetivo. Incluso podrías abrir una nueva operación para ayudar a recuperar las pérdidas acumuladas.

Todas estas son prácticas peligrosas que harán mucho daño a tu salud mental, y te harán caer en estrés.

La idea de utilizar un plan de gestión del dinero es evitar intervenir emocionalmente en tus operaciones. De este modo tendrás consistencia: ya has calculado cuánto perderás si tu stop loss es alcanzado, ya sabes que te sientes cómodo con ello y también sabes que si tu operación alcanza el objetivo obtendrás un buen retorno sobre lo invertido.

La gestión del dinero podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso

Una buena estrategia de gestión del dinero podría volver a la vida a un sistema de trading que se encuentra por debajo de la media. Incluso podrías utilizar la popular estrategia de “cruce de medias móviles”, aplicar una inteligente gestión del dinero y conseguir mejoras importantes en el rendimiento de este sistema.

Uno de los atributos clave de un plan poderoso es que debe proyectar un retorno sobre la inversión positivo. Esto a menudo se logra con ratios de riesgo-beneficio también positivos.

El poder de la gestión del riesgo-beneficio

heman tambien tiene el poder del riesgo-beneficio

Todos buscan el “santo grial” de los sistemas de trading. Si alguna vez consigues encontrarlo, podemos garantizarte que el mismo tiene un modelo de riesgo-beneficio poderoso y robusto.

El perfil de riesgo-beneficio de un plan de gestión del dinero podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso, por eso es importante que entiendas el concepto y lo apliques correctamente a tu trading.

¿Qué es el riesgo beneficio?

El ratio de riesgo-beneficio representa cuánto estás arriesgando en comparación a cuánto beneficio estás apuntando. Aquí tenemos un ejemplo:

Si abrimos una operación con un riesgo de $ 50 y apuntamos a un objetivo de ganancias de $ 250, entonces nuestro riesgo-beneficio sería de $50 / $250, o 1:5. Estamos arriesgando $ 50 para obtener un retorno de $ 250.

Si hubiésemos arriesgado $ 10 y apuntado a un beneficio de $ 30, nuestro ratio de riesgo-beneficio sería de 1:3.

Este ratio es crítico para tu éxito en el trading a largo plazo.

El peligro de los ratios de riesgo-beneficio negativos

peligros de los ratios riesgo-beneficio negativos

Algunos traders utilizan tácticas de gestión del dinero que pueden tener efectos devastadores en sus curvas de equidad. Por ejemplo, los scalpers son traders que colocan muchas operaciones pequeñas en las que entran y salen del mercado rápidamente. Ellos creen que al estar en el mercado durante un tiempo corto tienen algún tipo de ventaja, aunque nosotros no estamos de acuerdo.

Observemos el perfil de manejo del dinero de un trader que utiliza estrategias de trading de alta frecuencia. Debido a que los scalpers solo apuntan a objetivos pequeños, es difícil para ellos obtener retornos sobre la inversión positivos.

Aquí está el motivo: el mercado está lleno de participantes que operan por diferentes razones. Esto causa vibraciones en el precio, que constituyen el “ruido” que generan todas las transacciones que tienen lugar en el mercado. Si un scalper apunta a un objetivo de 3 pips es muy difícil para él colocar un stop loss que le dé un perfil de riesgo-beneficio positivo.

Digamos que el scalper quiere obtener un ratio de riesgo-beneficio de 1:3. Esto significa que necesitará un stop loss de 1 pip para lograrlo. Del mismo modo, si quisiera un ratio de 1:1, necesitaría un stop loss de 3 pips.

Como puedes ver, el tamaño de los stops loss es poco realista, con este tipo de stops tan pequeños el trader sería sacado del mercado casi instantáneamente debido al ruido del que hemos hablado. En cualquier momento el mercado podría vibrar hacia arriba y hacia abajo 5 pips.

Por este motivo, los scalpers suelen sortear este problema utilizando ratios de riesgo-beneficio negativos, es decir que arriesgan más de lo que esperan ganar en cada operación. Un típico scalper podría apuntar a un objetivo de 5 pips mientras que coloca un stop loss de 20 pips para “cubrirse” de cualquier ruido de mercado.

En este ejemplo, el ratio de riesgo-beneficio sería 4:1. Esta es una posición en la cual no te recomendamos estar. Por cada operación perdida, el trader necesitará 4 operaciones que alcancen su objetivo, y eso si no ocurre ninguna pérdida adicional mientras se consiguen esas 4 ganadoras.

Por eso es muy importante que tu ratio de riesgo-beneficio permanezca positivo, de otro modo estarás persiguiendo tu propia cola y no llegarás a ninguna parte con tu trading.

Cómo un ratio de riesgo-beneficio positivo te dará la ventaja en tu trading

riesgo-beneficio con ventaja a tu favor

Ahora que entendemos el concepto de ratios riesgo-beneficio, echemos un vistazo a cómo un ratio positivo puede hacerte brillar como trader.

Recuerda, los ratios de riesgo-beneficio positivos significan que tú estás apuntando a obtener más de lo que arriesgas cada vez que colocas una operación.

Un ratio de riesgo-beneficio positivo significa más retorno sobre tu inversión, la ventaja aquí es que tú puedes tolerar más ejecuciones de stops loss de las que crees. De hecho es posible perder más de la mitad de tus operaciones y aun así conseguir ganancias.

Esto es así porque tus operaciones ganadoras recuperan todas las operaciones perdedoras que hayas acumulado más un plus. De este modo eres capaz de hacer crecer tu curva de equidad.

Las operaciones perdedoras difícilmente hagan mella en la cuenta de un trader que utiliza un ratio de riesgo-beneficio positivo. Cuanto más alto es el perfil de riesgo-beneficio, el trader puede soportar perder más operaciones sin recibir daño en su cuenta.

En la siguiente tabla comparamos los ratios de riesgo-beneficio y cuántas operaciones puedes aguantar perder antes de sufrir una pérdida en tu cuenta.

ratio riesgo-beneficio para alcanzar el breakeven

Estos valores nos muestran el porcentaje de operaciones que podemos perder manteniendo una curva de equidad positiva.

Cabe recordar que cuanto más alto es el objetivo de beneficio, será más difícil o llevará más tiempo alcanzarlo. Las operaciones de riesgo-beneficio 1:6 no son tan fáciles de conseguir como las de 1:2.

Observando un poco la tabla de arriba, podemos ver que alrededor de 1:3 es el ratio óptimo que recomendamos para utilizar en tu trading. Esto es un 300% de retorno sobre la inversión, y además deja bastante lugar para recibir operaciones perdedoras si fuera necesario. Solo tenemos que ganar el 25% de todas nuestras operaciones para mantener el breakeven y con un 26% como mínimo ya podemos pensar en una ganancia a largo plazo.

En el siguiente gráfico mostramos como una trampa de breakout y reversión bajista en el gráfico diario puede producir fácilmente un retorno de 1:3.

ejemplo del ratio riesgo-beneficio 1:3

Estamos seguros de que ahora entiendes los beneficios de incluir un sistema sólido de gestión del dinero en tu trading, e incluso puedes mejorar aún más el rendimiento introduciendo perfiles de riesgo-beneficio positivos.

Puedes publicar tus comentarios sobre este artículo aquí

Cortesía de gfuentes84