Publi


Decidí leer este libro guiado por su título: Análisis técnico explicado, una guía para determinar tendencias de inversión y puntos de giro. Creo que es una obra que se puede leer sin la pretensión de encontrar nada nuevo. No es una crítica, ya que o bien ya se ha alcanzado el mayor conocimiento posible en el análisis técnico, o quien sabe algo nuevo no lo quiere compartir.

Los mercados financieros se mueven en tendencias producidas por las actitudes y expectativas de los operadores. Por lo que se puede utilizar ese conocimiento del comportamiento para identificar los principales puntos de giro.
Esta obre está totalmente centrada en los mercados de acciones. Aun así, la elegí por que me interesa mucho tener todas las herramientas técnicas que pueda reunir para el análisis de tendencias.

La Teoría de Dow no puede faltar nunca en un libro de estas características ya que es el método más antiguo y publicado de detección de tendencias.

Todo el libro gira en torno a la premisa de Dow: 'La tendencia será considerada vigente hasta que se confirme su ruptura'. Así que el primer capítulo trata sobre la presentación de está frase, quien fue el director del Wall Street Journal y que propuso (no olvidar que la Teoría de Dow solo se preocupa de identificar la tendencia, no de predecir su duración).

Continuando con la identificación de la tendencia principal, Martin Pring considera que está formada por varios ciclos compuestos, a su vez, por un movimiento en la dirección de la tendencia y otro en su contra. Estas correcciones son el tema central del capítulo. Para hablar de ellas se apoya en el análisis de Gartley y en las correcciones que llevan su nombre (por cierto, quiero conseguir Profit in the stock market).

Un inconveniente para el desarrollo de la tendencia ocurre cuando el mercado se consolida. Cuanto mayor sea la duración del movimiento lateral, más significativo será el movimiento que lo rompa. El autor no explica que filtros podemos utilizar para confirma una ruptura y nos presenta una análisis e las principales figuras chartistas.

Ya que 'La tendencia será considerada vigente hasta que se confirme su ruptura', normalmente la violación de la línea lleva un periodo de preparación en el que se forman figuras y pistas que dan una idea de lo que va a ocurrir. Estas formaciones son las figuras de cambio que todos conocemos y que en todos los libros y manuales aparecen. Estos temas son muy redundantes ya que no ofrece nada nuevo por que nada nuevo hay que decir (tiempo, tamaño, objetivo mínimo...). Y al igual que las figuras revérsales, también desarrolla aquellas que suelen preceder a la continuación de la tendencia tras una pequeña consolidación. Estas tienen el inconveniente de ser menos fiables que las de cambio de tendencia pero la enorme ventaja de apostar por la continuidad de la tendencia.

Me ha parecido extraño que el capítulo de las Líneas de tendencia no esté en primer lugar, ya que considero que primero hay que saber que son para luego analizar que puede romperlas o favorecerlas. Apruebo que sean temas cortos ya que los autores no destinan sus obras al aprendizaje de sus lectores.

Mecánicamente, las tendencias se miden con indicadores seguidores de tendencia. Así comienza esta parte del libro dedicada a las herramientas. Primero analiza las medias móviles (ventajas e inconvenientes) y después, los osciladores.

Hay un capítulo dedicado a los gráficos de punto y figura que no es necesario abordar desde mi punto de vista, ya que estos sólo miden la dimensión temporal y nosotros tenemos todo lo que necesitamos en los gráficos de velas japonesas.

Los indicadores anteriormente mencionados buscan seguir a la tendencia o confirmar su cambio una vez este se ha producido. Para hacer un buen análisis técnico predictivo es imprescindible conocer los conceptos de soporte y resistencia para poder hacernos una idea del potencial alcance y duración de una tendencia. El concepto de proporción se aplica al comportamiento predecible del precio en un mercado sin soportes o resistencias ya que estos han sido superados y no hay datos previos.

Sinceramente, el tema siguiente no tenía intención de leerlo en profundidad, pero tras la discusión acaecida en los últimos días sobre la repercusión de Dow-Jones en las divisas, cambié de idea. No obstante, el tema no es aplicable a lo que esperaba, ya que se trata del Análisis de la media de servicios públicos del Dow-Jones.

El problema es que hay capítulos totalmente enfocados al mercado de valores. Es el caso de las medias mayores. Son métodos para medir el nivel general de precios de las acciones y, mediante medias, hallar el sentimiento del mercado.

Puede ser útil si relacionamos el índice del mercado (por ejemplo, el Dow-Jones) con el Forex (o más concretamente, con el USD).

El índice del Dow-Jones (DJIA) y el S&P 500 son los más seguidos del mundo. Normalmente se mueven en la misma dirección, pero cuando divergen, suelen estar anticipando un posible cambio de tendencia.

En el capítulo siguiente (Precio, la rotación de grupo), Martin Pring se extiende más en el concepto de los ciclos, clasificando los mercados de acciones, deuda y oro en función de su sensibilidad a las fuerzas deflacionistas e inflacionistas.
Es un capítulo que puede servir cuando se aprende a relacionar otros mercados con el Forex. En un mercado alcista las acciones de la mayoría de participantes deben subir y viceversa en un mercado bajista. Nuestro problema estriba en que si una divisa es alcista, otra debe ser bajista. No forman parte de un grupo cuyo índice pueda ser catalogado como alcista o bajista (a no ser que este se pueda referir a que una moneda sea generalmente alcista frente al resto o a la mayoría y viceversa).
Los ciclos ocupan la mayor parte de la explicación de este apartado. Recomiendo su lectura ya que los presenta de forma práctica: Qué industrias o sectores son los primeros en dar indicios de una crisis; cuales les siguen y por qué y como se produce el proceso desencadenante y por quién que inicia la recuperación económica. En estos tiempos de crisis es como ver el mundo en un espejo (aunque si alguien quiere una fabulosa explicación del mundo en quiebra, le aconsejo leer La crisis Ninja del gran Leopoldo Abadía:http://www.leopoldoabadia.com/).

El tiempo es un concepto vital y su importancia se basa en que representa la mitad de la información indudable (ya que no admite interpretaciones) que ofrecen las gráficas (junto con el precio) y en la premisa de que cuanto mayor sea la duración de un movimiento, mayor será su reacción subsiguiente en la dirección contraria.
Muy importante: 'En un mercado alcista (bajista) los inversores se habitúan a los precios crecientes (decrecientes), de tal forma que cualquier reacción se analiza como temporal'.
El concepto de los ciclos reaparece, ya que en la medida del tiempo los precios se mueven siguiendo una pauta que se reproduce con cierta regularidad en un intervalo de tiempo concreto (ciclos). En la historia financiera ha habido muchas fluctuaciones que son explicadas por el autor (54, 18, 9.2 y 4 años).
La labor del técnico no consiste en identificar tantos ciclos como pueda sino en aislar los más fiables, y para ello, el autor apunta los principios fundamentales que deben ser tenerse en cuenta para alcanzar este fin.
A continuación presenta varios métodos para la identificación de los ciclos.

¡El volumen! ¡Oh, el volumen! Un indicador que habitualmente se mueve en la misma dirección de la tendencia y que cuando diverge del precio, es un aviso de un posible giro.
Actualmente, los broker más importantes están desarrollando algo parecido al análisis del volumen operado por sus clientes, lo que convierte a este tema en muy interesante.

La amplitud, por su parte, puede ser y no ser útil. Me explico. Nuevamente recurrimos a la necesidad de múltiples acciones diferentes. En un mercado alcista, la mayoría de ellas subirán y actuarán de forma contraría en un mercado bajista. Digo que puede ser útil porque si, por ejemplo, el USD sube en la mayoría de sus cruces, podría estar indicando una gran amplitud.
Agradecería que algún forero más experimentado determine si esto puede ser así o no lo es.

El siguiente tema trata sobre la relación entre las tasas de interés y el mercado de valores.

No entiendo muy bien la diferencia entre las tasas de interés a corto y a largo y si pueden tener alguna importancia en el Forex. Pensaba que cuando un banco central modifica las tasas de interés de la divisa a su cargo, lo hacía a un solo nivel. Podría referirse a la incidencia del cambio de dichas tasas a corto y a largo plazo en las acciones (y monedas), pero no estoy seguro.

Los indicadores de sentimiento son una herramienta muy importante. Pring abre el capítulo con una frase del polifacético Goethe: ‘Me parece, cada vez más, que es bueno estar en el lado verdadero de la minoría ya que es siempre el más inteligente’. Este planteamiento se basa en que los operadores mejor informados venden en los techos (antes de que se confirmen) y compran en los suelos, mientras que la inmensa mayoría de traders suelen comprar en mercados sobre comprados y vender en mercados sobrevendidos.
Desconozco que instrumental facilitan otros broker a sus clientes. FXCM tiene un indicador llamado SSI (Speculative Sentiment Index). Es un indicador de opinión contraria basado en el principio de que la mayoría de los operadores suelen estar equivocados respecto a los puntos de giro importantes del mercado (desalentador, ¿eh?) y adoptar una posición contraria.
Tal vez pueda ser utilizado para este fin el Commitments of Traders, ya que incluye datos de las posiciones abiertas por traders (que utilizan los futuros con fines especulativos y sobre las cuales, dado su tamaño, es obligatorio informar a la CFTC), entidades relacionadas con el proceso de producción, procesado o venta (que utilizan futuros fundamentalmente para cubrirse del riesgo) y las posiciones sobre las que no es obligatorio informar a la CFTC.
La especulación en los mercados financieros se define como la asunción de un riesgo con la esperanza de obtener un beneficio. Este capítulo analiza los indicadores que miden el fenómeno de la esperanza excesiva puesto que prácticamente todos los mercados alcistas tienen, en sus últimas etapas, características especulativas claramente definidas.
Para seguir la especulación, el autor analiza cuatro factores uno a uno: El precio (que refleja el nivel de entusiasmo), el volumen (la intensidad del mismo), la amplitud (la participación) y el tiempo (la duración) para llegar a la conclusión de que cuanto más exagerado sean estos cuatro factores, mayor será la importancia de la reacción contraria.

El capítulo ‘Uniendo los indicadores’ examina un ciclo real del mercado uniendo todos los indicadores estudiados anteriormente para ofrecer un ejemplo práctico. Sin embargo, me quejo de lo fácil que es hacer un análisis en el centro de las gráficas (que es donde siempre se enfocan estos libros), dando una idea equivocada al lector cuando este se tiene que enfrentar al lado derecho.

Un tema irrelevante es el del Análisis técnico de los mercados internacionales de valores, ya que es más de lo mismo. Todos los mercados del mundo son operados con las mismas intenciones.

Continuando con los análisis técnicos de los mercados financieros, corresponde el turno al oro.
En el Forex no podemos operar directamente con metales. Sin embargo, si se puede hacer de forma indirecta.
En épocas de incertidumbre, el oro se compra como valor alternativo de reserva siempre en detrimento del USD, por lo que suelen tener una correlación negativa.
Del mismo modo, el AUD tiene una correlación positiva debido a que es uno de los principales exportadores del mundo de este metal precioso. Operar el par AUDUSD es una forma de hacer trading con el oro.

El Forex ha tenido que esperar 377 páginas. Pero, al fin, un capítulo enteramente dedicado al análisis técnico de divisas. Supongo que si alguien tiene mucha, mucha prisa, puede leer desde la página 377 a la 388 y exprimir al máximo la relación tiempo-conocimientos aplicables al Forex.
Que nadie se crea mis palabras, ya que el único motivo por el que leemos este libro (y otros muchos), es porque los principios del análisis de las monedas desde un punto de vista técnico, son los mismos que los de cualquier otro mercado financiero. La única diferencia es que el precio de una moneda está siempre en relación con el precio de otras.
Por cierto, al autor recomienda operar con el Marco alemán, así que todos a él.
No se si esta herramienta está disponible hoy en día, pero un índice para medir la fuerza o debilidad de una moneda es el ?ndice de Operación Ponderada (TW) que sería el equivalente a índices como el S&P 500 en el mercado de valores.
Con el mismo propósito, se puede utilizar una línea de avance/retroceso, la cual se construye comparando una moneda con el resto. Por ejemplo, si el EUR sube frente a 4 divisas y cae frente a 2, la pluralidad (+2) se añade al total acumulado de semanas anteriores. Que casualidad. Justo lo que venía pensando al leer los capítulos anteriores para medir la fuerza o debilidad de una divisa.
Una vez terminado este análisis, debería enfrentarse una moneda fuerte contra una débil.

Para finalizar, Martin Pring expone el análisis técnico de los mercados de mercancías, el cual no nos interesa.

Tipo: Análisis Técnico
En resumen: No ofrece casi nada nuevo que no haya podido leer en libros similares. Si este es el primero que se va a leer sobre el tema, será una ventana de sabiduría.
Lo que más me ha gustado: El apartado dedicado al Forex y ciertas ideas para medir la fuerza de las divisas involucradas.
Lo que menos me ha gustado: Muchísima paja para un libro de tantas páginas.
Foro de Forex Trading United