Publi

Publi

Resultados 1 al 2 de 2


  1. #1
    Avatar de martinmsr
    Heidelbergensis


    Reputación:
    Poder de reputación: 9

    Mensajes: 978
    Créditos: 1.354

    Esos deprimentes alemanes


    Publi
    Los funcionarios alemanes están muy enojados con Estados Unidos, no sólo por el asunto del celular de Angela Merkel. Lo que ahora los ha enfurecido es el (extenso) párrafo en un informe del Tesoro estadounidense sobre políticas económicas y monetarias extranjeras. En ese párrafo, el Tesoro sostiene que el enorme superávit en cuenta corriente –una clara medida de la balanza comercial – es nocivo y crea una “tendencia deflacionaria en la eurozona y en la economía del resto del mundo?.
    Exasperados, los alemanes consideraron este argumento “incomprensible?. “No hay desequilibrios en Alemania que requieran una corrección de nuestra política fiscal y económica, favorable al crecimiento?, declaró un vocero del Ministerio de Finanzas germano.
    Pero el Tesoro tenía razón, y la reacción alemana fue perturbadora. Primero, los hechos. ¿Se acuerdan del síndrome de China, en el que la mayor economía asiática seguía teniendo excedentes comerciales gigantescos gracias a una moneda subvaluada? Bueno, China aún tiene superávits, pero han declinado. Mientras tanto, Alemania tomó el lugar de China: el año pasado Alemania, y no China, tuvo el superávit de cuenta corriente más abultado del mundo. Y medido como parte del PBI, el superávit germano más que duplicaba al chino.
    Ahora bien, es cierto que Alemania ha tenido grandes superávits por más de una década. Al principio, sin embargo, estos excedentes tenían su correlato en los enormes déficits en el sur de Europa, financiados por una gran afluencia de capitales alemanes.
    Luego vino la crisis y colapsaron los flujos de capitales hacia la periferia de Europa. Las naciones deudoras fueron obligadas –en parte, por insistencia de Alemania– a una austeridad brutal, que eliminó sus déficits comerciales. Pero algo salió mal. El achicamiento de los desequilibrios comerciales debería haber sido simétrico: los excedentes alemanes tendrían que haberse reducido a la par de los déficits de los deudores. Por el contrario, Alemania no hizo ningún ajuste, los déficits en España, Grecia y todos los demás países se contrajeron, pero el superávit alemán no.
    Esto fue algo muy perjudicial para Europa, porque la ausencia de ajuste en Alemania aumentó el costo de la austeridad. España, por ejemplo, era el país con mayor déficit antes de la crisis. Era inevitable que enfrentase años muy difíciles mientras aprendía a vivir de acuerdo a sus posibilidades. Pero no era inevitable que el desempleo español fuese de casi 27% y la desocupación juvenil, de casi 57%. Y la inflexibilidad de Alemania contribuyó enormemente a la penuria de España.
    Como el sur de Europa se vio forzado a eliminar sus déficits mientras Alemania no reducía su superávit, Europa, en su conjunto, está teniendo grandes excedentes comerciales, lo cual contribuye a mantener deprimida a la economía mundial. Los funcionarios germanos, como hemos visto, reaccionan a todo esto con declaraciones ofuscadas de que la política alemana ha sido impecable. Lo siento, pero esto (a) no importa y (b) no es verdad Por qué no importa: cinco años después de la caída de Lehman, la economía mundial aun estaba deprimida, padeciendo a causa de una escasez persistente de demanda. En este contexto, un país con superávit fiscal, para usar la vieja frase, está convirtiendo a sus vecinos en mendigos. Desvía el gasto que destinaba a los bienes y servicios de esos países hacia los propios, y así les quita puestos de trabajo.
    Además, da la casualidad de que Alemania no está libre de culpa. Comparte moneda con sus vecinos, beneficiando fuertemente a los exportadores germanos, quienes fijan el precio de sus productos en un euro débil en lugar de lo que seguramente habría sido un marco alemán en alza. Aun así, Alemania no cumplió su parte del trato: para evitar una depresión en Europa, tenía que gastar más a medida que sus vecinos eran obligados a gastar menos, y no lo hizo. Los funcionarios alemanes, claro, no aceptan nada de esto. Consideran que su país es un excelente modelo a seguir, que debería ser emulado por todos, y el hecho incómodo de que todos no podemos tener gigantescos superávits fiscales simplemente no les entra en la cabeza.

    Fuente: Esos deprimentes alemanes
    Foro de Forex Trading United

    Martín Sebastián Rodríguez



    El mercado siempre se comunica, nosotros tenemos que aprender su lenguaje.

  2.                         
    Publi
  3. #2
    Avatar de Fxgod
    Neanderthalensis


    Reputación:
    Poder de reputación: 19

    Espana
    Mensajes: 4.231
    Créditos: 7.446

    Re: Esos deprimentes alemanes


    Publi
    Cita Iniciado por martinmsr Ver mensaje
    Los funcionarios alemanes están muy enojados con Estados Unidos, no sólo por el asunto del celular de Angela Merkel. Lo que ahora los ha enfurecido es el (extenso) párrafo en un informe del Tesoro estadounidense sobre políticas económicas y monetarias extranjeras. En ese párrafo, el Tesoro sostiene que el enorme superávit en cuenta corriente una clara medida de la balanza comercial es nocivo y crea una tendencia deflacionaria en la eurozona y en la economía del resto del mundo.
    Exasperados, los alemanes consideraron este argumento incomprensible. No hay desequilibrios en Alemania que requieran una corrección de nuestra política fiscal y económica, favorable al crecimiento, declaró un vocero del Ministerio de Finanzas germano.
    Pero el Tesoro tenía razón, y la reacción alemana fue perturbadora. Primero, los hechos. ¿Se acuerdan del síndrome de China, en el que la mayor economía asiática seguía teniendo excedentes comerciales gigantescos gracias a una moneda subvaluada? Bueno, China aún tiene superávits, pero han declinado. Mientras tanto, Alemania tomó el lugar de China: el año pasado Alemania, y no China, tuvo el superávit de cuenta corriente más abultado del mundo. Y medido como parte del PBI, el superávit germano más que duplicaba al chino.
    Ahora bien, es cierto que Alemania ha tenido grandes superávits por más de una década. Al principio, sin embargo, estos excedentes tenían su correlato en los enormes déficits en el sur de Europa, financiados por una gran afluencia de capitales alemanes.
    Luego vino la crisis y colapsaron los flujos de capitales hacia la periferia de Europa. Las naciones deudoras fueron obligadas en parte, por insistencia de Alemania a una austeridad brutal, que eliminó sus déficits comerciales. Pero algo salió mal. El achicamiento de los desequilibrios comerciales debería haber sido simétrico: los excedentes alemanes tendrían que haberse reducido a la par de los déficits de los deudores. Por el contrario, Alemania no hizo ningún ajuste, los déficits en España, Grecia y todos los demás países se contrajeron, pero el superávit alemán no.
    Esto fue algo muy perjudicial para Europa, porque la ausencia de ajuste en Alemania aumentó el costo de la austeridad. España, por ejemplo, era el país con mayor déficit antes de la crisis. Era inevitable que enfrentase años muy difíciles mientras aprendía a vivir de acuerdo a sus posibilidades. Pero no era inevitable que el desempleo español fuese de casi 27% y la desocupación juvenil, de casi 57%. Y la inflexibilidad de Alemania contribuyó enormemente a la penuria de España.
    Como el sur de Europa se vio forzado a eliminar sus déficits mientras Alemania no reducía su superávit, Europa, en su conjunto, está teniendo grandes excedentes comerciales, lo cual contribuye a mantener deprimida a la economía mundial. Los funcionarios germanos, como hemos visto, reaccionan a todo esto con declaraciones ofuscadas de que la política alemana ha sido impecable. Lo siento, pero esto (a) no importa y (b) no es verdad Por qué no importa: cinco años después de la caída de Lehman, la economía mundial aun estaba deprimida, padeciendo a causa de una escasez persistente de demanda. En este contexto, un país con superávit fiscal, para usar la vieja frase, está convirtiendo a sus vecinos en mendigos. Desvía el gasto que destinaba a los bienes y servicios de esos países hacia los propios, y así les quita puestos de trabajo.
    Además, da la casualidad de que Alemania no está libre de culpa. Comparte moneda con sus vecinos, beneficiando fuertemente a los exportadores germanos, quienes fijan el precio de sus productos en un euro débil en lugar de lo que seguramente habría sido un marco alemán en alza. Aun así, Alemania no cumplió su parte del trato: para evitar una depresión en Europa, tenía que gastar más a medida que sus vecinos eran obligados a gastar menos, y no lo hizo. Los funcionarios alemanes, claro, no aceptan nada de esto. Consideran que su país es un excelente modelo a seguir, que debería ser emulado por todos, y el hecho incómodo de que todos no podemos tener gigantescos superávits fiscales simplemente no les entra en la cabeza.

    Fuente: Esos deprimentes alemanes
    Nada nuevo bajo el sol. El problema que genera Alemania es que como es la economia fuerte de la Eurozona son los que al final toman el peso de las decisiones. Esto no estaria mal en el caso de mirar por el bien comun, pero el problema es que miran por su bien propio. Anteponen su beneficio a la del colectivo y no se dan cuenta que a la larga le afectara al igual que al resto.
    Por algun sitio debe explotar todo esto

    un saludo
    Foro de Forex Trading United

     

Publi
Publi


Aviso Legal
Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal